L a intuición es una cualidad clave a la hora de tomar decisiones. Resulta especialmente útil en situaciones complicadas, cuando hay que tomar decisiones sin contar con toda la información necesaria, basándose en la capacidad de juzgar la realidad. Muchos líderes destacan precisamente por esta cualidad, por ser capaces de juzgar la realidad y tomar una decisión adecuada en momentos así. Por tanto, no se trata de decidir sin saber en qué basarnos, solamente en función de una voz interior: la intuición es la mezcla de conocimientos con la capacidad de sentir lo que hay que hacer.

Estos conocimientos suelen venir de la propia experiencia. Al haber pasado por situaciones similares en el pasado, por lo que tenemos mucha información válida sobre la que basarnos, a la que podemos recurrir en cualquier momento. Este conocimiento nos sirve para guiarnos y sirve de inspiración para tomar una decisión en una situación similar. Si todavía no tenemos esa base, lo mejor es empezar a crearla mediante la formación: estudiar o leer sobre el tema en concreto para armarte mejor para el futuro. Por ejemplo, si una persona se dedica a la selección de personal, haber participado en muchos procesos de selección le facilita tomar una decisión cuando tenga alguna duda.

Descarga Tu Guía Gratuita

From your initial search to final purchase and setup, this (unbiased) resource will help make choosing any help desk easier.

Saber usar la intuición es una cualidad cada día más importante en el mundo empresarial. Cada vez es mayor el volumen de información al que tenemos acceso, y carecemos de capacidad para abarcarlo todo. Si solo pudiéramos tomar decisiones racionales, estas podrían tardar meses, hasta haber procesado toda la información. Por eso, resulta de la mayor relevancia para tener éxito saber tomar decisiones guiándote de la intuición. Es preciso llevar a cabo una primera selección basándonos en nuestra intuición y una vez que tengamos una cantidad de información que podamos procesar, elegir en función de elementos racionales. Por ejemplo, si quieres comprarte una casa, piensa primero cómo es la casa que quieres. Y después, recurre a la lógica para tomar la decisión final.

Si un exceso de información hace recomendable usar la intuición, lo mismo ocurre cuando no contamos con la suficiente. Cuando esto ocurre, tiene más sentido confiar en la intuición que en nuestra parte más racional. Al no contar con los datos que necesita, esta se queda bloqueada, incapaz de ayudarnos. En estas ocasiones es mejor prescindir de ella y tomar una decisión intuitiva.

Gracias a la intuición, tenemos mayor facilidad para manejar situaciones difíciles y tomar decisiones. Si no le hacemos caso, nos quedamos bloqueados, ya que nuestra parte racional carece de los recursos que necesita para dar con una solución. También nos ayuda a apreciar la necesidad de tomar una decisión, frente a no hacer esperando a tener toda la información (que quizá no llegue nunca).

Leave a Reply

Usa la intuición para tomar decisiones

6 min

Send this to a friend