U n problema muy habitual que tienen que soportar las empresas es la falta de comprensión entre los departamentos. Cada uno considera que es el más importante, y no logra entender que hacen los demás. Las quejas suelen ser muy parecidas: nosotros hacemos todo el trabajo duro, nos retrasan, sus tareas las hacemos nosotros en dos días, son unos vagos, no les importa nada el trabajo de los demás…

Este problema es causante muchas veces de malestar y enfados entre los trabajadores, que afecta al funcionamiento diario de la empresa. Al no conocer cómo funciona cada departamento ni lo que conlleva cada tarea que tienen que hacer, muchos trabajadores no son capaces de entender porque no reciben respuesta inmediata a sus necesidades por parte de otros compañeros. Arreglar esta situación implica que todos entiendan y respeten el trabajo de los demás y los requisitos específicos que tiene cada labor.

En el caso de una empresa que hace reformas en edificios, esta clase de problemas pueden ser todavía más graves, ya que parte del personal trabaja en la sede de la empresa mientras que otros lo hacen fuera. La comunicación entre el técnico encargado de cada obra y las oficinas centrales, donde se reúne toda la información de la empresa, es clave.

En el caso de esta empresa, cuando se acerca el final del último trimestre del año, el departamento de administración necesita con urgencia toda la información de cada obra, por lo que se empieza a presionar al encargado de cada una para que le envíe la información. El departamento de administración, por su parte, recibe presiones de los directivos de la empresa para tener los datos necesarios cuanto antes.

Este, sin embargo, pocas veces está en la oficina, ya que tiene que atender toda una serie de cuestiones, cada cual más complicada: atender problemas de la obra, negociar con los proveedores, cuadrar los números, hablar con el cliente…Por tanto, pocas veces está disponible, ni siquiera por el móvil. En muchas ocasiones ocurre, sin embargo, que cuando recibe una llamada de la oficina central no está disponible. Cuando por fin, está de vuelta y llama él para saber qué necesitan, le puede pasar que nadie pueda atenderle, ya que están hablando con personas de otras obras o departamentos. Con lo que tanto unos como otros acaban frustrados con sus compañeros porque estos no les entienden.

La mejor solución ante un problema como este es que tanto unos como otros conozcan el trabajo del otro. Una visita de un miembro del departamento de administración a la obra le permitiría ver la cantidad y variedad de trabajo que esta conlleva, y que el encargado no puede estar constantemente a su disposición para atender sus peticiones. Por otra parte, en la obra, al saber las presiones que recibe el departamento de administración por parte de los directivos, pueden entender de la necesidad de atender a sus necesidades lo antes posible. Así que negocian un nuevo procedimiento de trabajo que satisfaga a todos.

Gracias a la empatía que genera conocer los problemas de los demás, es más fácil llegar a acuerdos entre distintos departamentos. Ponerse en el lugar del otro nos facilita abrir nuestra mente y acceder a ayudar al otro.

Leave a Reply

Mejorar las relaciones entre departamentos

4 min

Send this to a friend