La Empatía no es una cuestión del tipo de trabajo, sino de la persona

2
Nov

La Empatía no es una cuestión del tipo de trabajo, sino de la persona

Vivimos en una sociedad conformista en la que predomina el dinero como mayor preocupación. Todos hemos ido alguna vez al médico, hemos cogido el autobús, hemos tenido un profesor… cada persona puede tener una imagen de estos diferentes caracteres profesionales, de tal forma que si hemos tenido mala suerte de toparnos con una de estas personas que no les importa la satisfacción total del ‘’cliente’’ sino que miran hacia otro lado siendo esta su última preocupación.

Curioseando y analizando las diferentes situaciones en determinadas profesiones procedemos a hacer un pequeño análisis de la empatía en cada una de ellas.

Partiendo desde la base que la empatía es una competencia emocional bastante relevante en todas las profesiones…

Todos hemos tenido profesores buenos y menos buenos, como comentábamos anteriormente, pero bien es cierto que la enseñanza en este país por parte de los profesores se centra no tanto en la persona sino en lo que se enseña, los profesores no tienden a dar respuestas empáticas siendo la respuesta más común la solución a su problema, tratándose de un mero trámite en el que el alumno y su persona pasa totalmente desapercibida.

Lo mismo sucede con los médicos, hay bueno y menos buenos, pero al igual que con los profesores, tienen dos opciones: dar la solución a su problema con una simple receta y fuera, o empatizar con esa persona de tal forma que no se limite ese trámite a escribir en un papel lo que debe tomarse sino, ir un poco más allá, intentar entender a esa persona y por qué puede llegar a estar así. En especialidades de la medicina como la oncología, la empatía se hace todavía más necesaria, ya que se trata de problemas muy gordos y en los que la fuerza de voluntad del paciente se viene muy influenciada por el médico asignado, siendo esta un factor muy importante para los resultados finales.

También podemos hablar de casos policiales, en España no tan comunes, pero sí en Estados Unidos, estamos acostumbrados a ver en los últimos tiempos como policías abusan de su autoridad en diferentes situaciones, no sólo por casos de discriminación racial… hemos podido encontrar en internet un artículo del año 2013 en el que se pide mayor empatía bajo un nuevo código ético para la policía española.

Con aires muy diferentes seguimos analizando la empatía en diferentes sectores laborales como por ejemplo en el caso de publicistas o comerciales, nos encontramos en un oficio en el que estas personas dependen de otras personas.
En el caso de publicistas, tienen que ponerse en la piel del cliente totalmente, necesitan saber cómo son, cuales son sus necesidades, qué buscan en determinados productos, cuánto están dispuestos a pagar, y así mil cualidades de muchísimas personas diferentes.
Si cogemos el ejemplo de comerciales, sería muy parecido, tienen que saber conectar con la otra persona para poder venderles su producto, a no ser que la otra persona está muy convencida de querer comprar ese producto y no tener que hacer mucho por llegar a la venta, siendo estas ocasiones aisladas y no relevantes para nuestro tema en concreto: la empatía.

Como hemos podido observar con estas pinceladas, hay muchos tipos de trabajos, en los que la persona es más importante y en los que es menos, pero si una cosa hemos concluido con total firmeza es que la empatía afecta a todos los sectores laborales, siendo una habilidad emocional cada vez más demandada en los diferentes sectores, y que cuanto más empatica sea la persona podrá ejercer su trabajo de una manera más eficiente en cuanto a él y al resto de personas.

Descargar Presentación DLP

×